Tezcatlipoca

Tezcatlipoca

Para los antiguos pobladores nahuas del centro de México, existen cuatro deidades principales, que rigen y custodian los cuatro puntos cardinales de la tierra.

Uno de estos es Tezcatlipoca, el espejo negro humeante (tezcatl: espejo, tlitic: negro, poctli: humo, aunque en el estricto sentido tezcatl también puede traducirse como luna y poctli como nubes, es decir luna negra con nubes)

Representación.

Es eternamente joven, los códices lo describen como un mozo crecido y virginal, físicamente agraciado y sin tacha alguna en el cuerpo, con el cabello a la cintura, la pintura ceremonial de su rostro es negra con dos franjas azul claro a la altura de los ojos y la boca, la pintura corporal tiene espirales negros, viste con el pectoral de jade de la realeza, un tocado de borlas reservado a los principes, taparrabo largo con escudo de jade en la parte trasera, ambos símbolos de elevada jerarquía, con brazaletes y rodilleras de oro, muñequeras y tobilleras de oro y piel de ocelote, sandalias blancas, escudo de madera con la decoración de la casta de los jaguares, un báculo decorado con plumas y con una piedra oradada, un espejo de obsidiana en el pecho, tocado de plumas verdes y barba de plumas azules que eran considerados el máximo lujo en la vestimenta de un varón.

Advocaciones.
  • Dios de la oscuridad
  • Dios del frío y del cielo nocturno.
  • Señor del cielo y de la tierra.
  • Fuente de la vida.
  • Origen del poder y de la felicidad
  • Sustento y tutor del hombre.
  • El que otorga y quita toda riqueza y fortuna según su voluntad.
  • Dios de la brujería y la hechicería.
  • Patrón de la casta guerrera y de los caballeros jaguar.
  • Señor del norte, lugar donde soplan los vientos fríos y región de los muertos.
  • Moyocoyani (el todopoderoso) es el que “esta en todos los lugares, sabe todos los pensamientos y conoce todos los corazones” ante el deben presentarse los muertos vestidos con piel de ocelote para recibir sentencia.
  • Mixcoatl es el Dios que creo el fuego y el eje alrededor del cual gira todo el universo.
Atributos.

El espejo oscuro humeante es la luna cubierta por las nubes, por lo tanto es un Dios lunar, su atributo principal

Antiguo espejo de obsidiana Azteca

es el espejo de obsidiana que porta en el pecho y en el que puede verlo todo.

También porta una vara con una piedra horadada en el extremo.

  • Chalchuitotolin, un pavito de jade símbolo del control del ego que siempre debe permanecer pequeñito (Tezcatlipoca exige que los seres humanos sean cada día mejores).
  • Ixnextli “la que tiene ceniza en su rostro”. La cualidad de virgen de la mujer entre los 11 y 17 años, cuando se pierde la mujer desarrolla cualidades que le permite mover objetos con el pensamiento o afectar a quien se tenga un enojo dirigido.
  • Ixquimilli, “el que tiene los ojos vendados”. Es una cualidad sensorial, desarrollar la sensibilidad del tacto, oído y olfato. Agudizar estos sentidos permite que las personas sientan los cambios de temperatura, percibir formas y colores con el tacto.
  • El tepeyolohtli “corazón del monte” es decir el trabajo interno de introspección y autoconocimiento y el adentrarse en la mente universal y sus misterios.
  • El oztohteotl, “la fuerza creadora que mana de las cuevas”.
  • La iztapalotl, “la mariposa de obsidiana” que representa la energía femenina que se manifiesta desde el ocaso hasta el amanecer y que es la responsable de la visión, la audición y la intuición. Tezcatlipoca considera que todos, hombres y mujeres, debemos cultivar y desarrollar la energía sagrada femenina.
  • La itzcuinan “las madres que toman el rostro” la fuerza de las mujeres que ya fueron madres y que pueden saber si alguien esta enfermo y sanarlo con solo tocarlo, y conocer profundamente a alguien con solo mirarle el rostro.
  • Meztli “luna”. Representa cómo las fases lunares afectan a la mente de los humanos activando la intuición, el intelecto, la energía física
  • El tecziztecatl, la energia espiral del caracol que representa todo aquello que constantemente evoluciona y a la eternidad.
Correspondecias.
  • Animales sagrados: el ocelote, el jaguar, la araña (este Dios viaja entre los mundos usando una tela de araña)
  • Constelación: es la que actualmente se conoce como osa mayor.
  • Ofrendas: Miel de agave, vainilla, copal, tras la colonización se agregan manzanilla, canela y anís de estrella.
Invocaciones.
Máscara de turquesa representando a Tezcatlipoca (Museo Británico).

Se cuenta que para contactar a esta deidad, hay que dirigirse a un monte lejos de cualquier poblado en una noche de luna nueva. En el estado mental correcto, aparecerá como un cadáver amortajado, que baja rodando por las laderas del monte. Debes detener su marcha. Peleara contigo. En la batalla debes arrancarle el corazón, solo entonces hablara contigo y te revelará todo aquello que desees, te amenazará para que devuelvas su corazón, pero no debes hacerlo, al llegar al amanecer, te dirá que lo guardes en un paño blanco, y que camines hasta tu casa sin mirar atrás, escuches lo que escuches. Si lo haces y el Dios te juzgo honesto, en el paño habrá plumas de colibrí, lo que significa que te concederá un deseo, sea cual sea, de lo contrario, habrá un carbón en el paño.

Celebraciones.

Lo que sabemos de las deidades de Mesoamerica es en general la reinterpretación hecha por los aztecas y reinterpertada después por los españoles, por lo que se sabe muy poco de las fiesta originales, cuando apareció el imperio Azteca, las grandes civilizaciones mesoamericanas tenían siglos desaparecidas. Los aztecas celebraban la fiesta de Tezcatlipoca el 19 de marzo, en esa fecha se seleccionaba a los doce jóvenes más bellos del imperio, uno de ellos representaría al Dios todo el año, recorre el imperio bailado y tocando la flauta, con cuatro jóvenes hermosas que satisfarán todos sus deseos, los otros once jóvenes son reserva por si el primero escapa, enferma o muere, el siguiente 19 de marzo será sacrificado arrancándole el corazón, y se elegirá un nuevo grupo de doce jóvenes.

Durante la colonia, el sacrificio humano fue sustituido por el ofrecimiento de doce niños hechos de masa de maíz con un corazón de amaranto, lo cual es aceptable, ya que desde el punto de vista mesoamericano, la humanidad está hecha de maíz.

Evolución en los mitos fundadores

En el mito zapoteca y mixteca originales (2000aC) en las aguas del caos originario, surgió un montículo sagrado, donde vio la luz el primer/primera Dios/Diosa, que se creo a si mismo/misma y se fecundo a si mismo/misma para dar a luz a los demás dioses que deberán crear el cosmos.

Omecihuatl y Ometecutli

Hay discrepancia en los autores respecto a la pareja divina creadora. Algunos textos del siglo XVI señalan que Ometeotl, una deidad suprema dual que se divide en Omecihuatl y Ometecutli (respectivamente significan Dos Señora y Dos Señor).

Estos tuvieron 4 hijos, Yayauhqui Tezcatlipoca, Tezcatlipoca negro, Tlatlauhqui Tezcatlipoca, el Tezcatlipoca Rojo o Xipe-Totec (nuestro señor desollado), Tezouhqui Tezcatlipoca, Tezcatlipoca Azul, que los aztecas sustituyeron con Huitzilopochtli, e Iztac Tezcatlipoca, el blanco, Quetzalcóatl-Ehecatl.

Otros codices señalan que la pareja creadora está formada por Tonacatecuhtli y Tonacacihuatl (Señor y Señora de nuestra carne) y señalan otro orden del nacimiento de los hermanos, en este caso, el Tezouhqui Tezcatlipoca es llamado Ometecutli y también es sustituido por Huitzilopochtli por los mexicas. Independientemente de lo anterior, en todos los mitos, Tezcatlipoca es el Dios que desarrollo “mayor poder y mando que todos los demás”, es “omnipresente, omnipotente, omnisciente, severo, justo e inescrutable”.

Nuestro mundo es el quinto, hay cuatro mundos previos destruidos por los dioses por haberse hartado de esas humanidades desobedientes. En el primer mundo, Tezcatlipoca fue el Sol Regente (Nahui-Ocelotl), este mundo fue destruido por jaguares. En el segundo mundo Ehecatl fue el Sol Regente (Nahui-Ehecatl), este mundo fue destruido por un huracán, los hombres sobrevivientes fueron convertidos en monos. En el tercer mundo Tlaloc fue el Sol Regente (Nahui-Quiahuitl), este mundo fue destruido por una lluvia de fuego, la humanidad sobreviviente fue convertida en las aves. En el cuarto mundo, la esposa de Tlaloc, Chalchuitlicue, fue el Sol Regente (Nahui-Atl), este mundo fue destruido por un diluvio de 52 dias, solo sobrevivieron un hombre y una mujer, la huanidad fue convertida en peces.

Conforme la leyenda pasa de una civilización a otra y de un pueblo a otro, el orden de los soles cambió varias veces, no sabemos a ciencia cierta el orden original.

Ehecatl y Tezcatlipoca

Para crear al quinto mundo, Tezcatlipoca y Ehecatl (el Dios del viento) se convirtieron en 2 semillas que germinaron y dieron origen a dos árboles gigantescos, que levantaron el cielo. Luego fueron a buscar a la Diosa de la Tierra, se convirtieron en dos serpientes y se enredaron en ella, uno desde el pe izquierdo hasta el hombro derecho y otro desde el pie derecho hasta el hombro izquierdo y la estrujaron con tanta fuerza, que la rompieron en pedazos, la Diosa se quejó entonces con el resto de los Dioses del abuso sufrido y lloró inconsolable, el consejo de Dioses determino que para compensarla, los trozos de su cuerpo formarían el suelo, el subsuelo, las barrancas, montes, ríos, lagos y cuevas, que ella generaría todo el alimento para la futura humanidad y esta la alimentaria con su sangre y sus cuerpos, la Diosa acepto la oferta de desagravio, entonces Ehecatl, usando su mágica mascara de pájaro, soplo y creo al viento, que tiene por función mantener al cielo y a la tierra separados, Ehecatl pidió a Mictlatecutli los huesos sagrados de las humanidades previas, los cuales fueron molidos y mezclados con maíz, se modelo a la primera pareja de humanos y Ehecatl les dio vida al puncionarse el pene y verter su sangre sobre ellos.

Durante el imperio Tolteca, un rey afamado por sabio y poderoso, llamado Ce Atl Topiltizin Quetzalcoatl, que fundo las ciudades de Tulancingo, Tula y Cholula, cobró tal fama que fue divinizado, Quetzalcoatl fue fusionado por los aztecas con la serpiente emplumada zapoteca (que originalmente no era una deidad, si no la energía mágica de la casta de los gobernantes) y absorbió a Ehecatl, sustituyéndolo en todos los mitos creadores.

En los códices redactados por los españoles, Tezcatlipoca es la contraparte negativa de Quetzalcoatl, esto debido a que Quetzalcoatl fue identificado con Jesús por los indígenas, pero Jesús no tiene una contraparte cocreadora del cosmos, si no una contraparte maligna, el diablo. La rivalidad entre Tezcatlipoca y Quetzalcoatl, solo ha sido descrita en textos españoles, no existe en los textos nahuas. Del mismo modo, la leyenda de que Tezcatlipoca uso su pie como señuelo para alimentar y atrapar a la bestia Cipactli, con la cual él y Quetzalcoatl crearon la tierra, solamente aparece en textos españoles, no tiene ningún fundamento en la literatura nahua.

Trabajo devocional a Tezcatlipoca
  • Primer día de luna llena. Inicia la elaboración de su imagen.

    Altar personal a Tezcatlipoca
  • Primer día de luna nueva. Al anochecer se hace una ofrenda de desagravio pidiendo perdón por haberlo olvidado a título personal, colocando en la tierra una veladora de color naranja, haciendo en la tierra un circulo de azúcar, sobre este uno de canela y finalmente uno de tequila. Se hace una ofrenda con una vela blanca ante la estatua, y se coloca la veladora naranja a un lado.
  • Segundo día de luna nueva. Ofrenda de desagravio por haberlo olvidado, en nombre de todos mis familiares vivos. Colocó la misma veladora, a su lado una ofrenda de “cerámica matada” en este caso los restos de un plato que se rompió en casa de mis padres. Se trazan alrededor de la cerámica los mismos círculos del día uno.
  • Primer día de la segunda luna nueva. Ofrenda de una vela blanca, tequila y leche con miel frente a su imagen. Se coloca la veladora naranja a un lado.
  • 21 de diciembre, celebración de Yule que coincide con una de las fiestas menores de Tezcatlipoca, se enciende la veladora anaranjada previamente consagrada, invocación al Dios, solicitándole despierte de su largo sueño y venga a morar entre nosotros, en la imagen que de él, mis manos han construido.

Cabe hacer mención que durante el proceso devocional, que tomo poco más de un mes, diversas personas, entre amigos y familiares, vieron a un joven con la cara pintada de negro, deambulando dentro de mi casa.

Marvin Meneses.

Dedicante del Santuario de Ptah.

Bibliografía:
  • CLAVIJERO, Francisco Javier. Historia antigua de México. 1a ed. Ciudad de México: Porrúa, 1945.
  • DE LAS CASAS, Bartolome. Los indios de México y Nueva España. 1a ed. Ciudad de México: Porrúa, 1966.
  • DE SAHAGÚN, Bernardino. Historia general de las cosas de la Nueva España. 11a ed 2a reimp. Ciudad de México: Porrúa, 2016.
  • DE OLMOS, Andrés. Huehuehtlatolli. Testimonios de la antigua palabra recogidos en 1535. 2a ed 2a reimp. Traducción de Librado Silva Galeana. Ciudad de México: Fondo de cultura económica, 2016.
  • FLORESCANO, Enrique. Quetzalcoatl y los mitos fundadores de Mesoamérica. 2a ed. Ciudad de México: Penguin Random House, 2017.
  • GARIBAY K, Angel Ma. Panorama literario de los pueblos nahuas. 1a ed. Ciudad de México: Porrúa, 1963.
  • GARIBAY K, Angel Ma. Teogonia e historia de los mexicanos. 1a ed. Ciudad de México: Porrúa, 1965.
  • LEON PORTILLA, Miguel. Toltecayotl, aspectos de la cultura náhuatl. 1a ed 10a reimp. Ciudad de México: Fondo de cultura económica, 2014.
  • MURPHY, John. Gods and goddesses of the inca, maya and aztec civilizations. 1a ed. New York: Encyclopaedia Brittannica, 2015.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *